LA IMPORTANCIA DE LA ROBÓTICA EDUCATIVA

LA IMPORTANCIA DE LA ROBÓTICA EDUCATIVA

La Robótica Educativa es un sistema de enseñanza que se enfoca en el desarrollo de habilidades y competencias en los alumnos, en él se trabajan áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, lo que en inglés se conoce con las siglas STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics), así como áreas de Lingüística y Creatividad.

El resultado de este sistema será que el sentido de lógica de los menores esté ligado a su aprendizaje, es decir, podrán analizar y determinar cuando se equivoquen sin que alguien más se los diga, e incluso tendrán la facilidad de entender el error y corregirlo por su propia cuenta.

Estamos hablando de individuos independientes y eficaces, con capacidad de trabajar en equipo y, sobre todo, sin dejar de divertirse. No olvidemos que son niños, necesitan estímulos y retos lúdicos de manera constante para adquirir habilidades sin darse cuenta, pero sobre todo aplicarlas en su día a día.

¿Por qué enseñar STEM?

Precisamente para promover una cultura de pensamiento científico e inspirar a las personas a utilizar el razonamiento basado en la evidencia para la toma de decisiones y así desarrollar competencias para la innovación, análisis y pensamiento crítico.


Aunado a esto, es innegable que vivimos en una sociedad cuya tecnologización va en aumento, por tal motivo, no entender esta forma de vida y su funcionamiento significa perder oportunidades en todos los ámbitos.

Es indispensable estimular el aprendizaje de habilidades del siglo XXI, por ejemplo, aún hay muchas personas a quienes en la secundaria les enseñaron taquimecanografía, si eres demasiado jóven para saber qué es esto, se trataba de aprender un sistema de escritura rápido que permite transcribir un discurso a la misma velocidad a la que se habla y de cómo utilizar una máquina de escribir.

Enseñar eso hoy en día en las escuelas sería completamente obsoleto, y podría sonar a broma, pero la verdad es que muchos de los sistemas educativos aún viven así, en el pasado, como si lo que era indispensable aprender hace cien años siguiera siendo necesario hoy; en definitiva los sistemas educativos deben ser actualizados en todos los sentidos, y ahí radica la principal importancia de la robótica educativa.

Los robots y los niños

¿Recuerdas todo lo que imaginabas cuando eras niño y oías hablar sobre un robot? Eso sigue ocurriendo en los niños de hoy, para casi todos ellos un robot podría ser algo muy significativo y necesario en su desarrollo para el futuro.


Contar con uno en el salón de clases sería algo así como el mejor deseo hecho realidad, como vivir en un película; y se convertiría en un factor clave para detonar su interés por la mecánica, electrónica, programación, matemáticas y lógica, que podrían aplicar a la resolución de conflictos de la vida real.

Son aparatos mecánicos que responden a un programa de comandos para poder moverse o realizar alguna actividad específica.

Tiene varias partes que interactúan entre sí, de las cuales, las más destacadas son:

  • EL CEREBRO: Suena raro, ¿no? Pero no te asustes, es un procesador que recibe las instrucciones para activar todos los sistemas.
  • SENSORES: De color, infrarrojos, de temperatura y de movimiento.
  • MOTORES: Controlan las articulaciones o ruedas para que el robot pueda moverse.

No es cosa del futuro

Si eres de esos pocos incrédulos que aún van por el mundo pensado que esto no sería posible o que ocurriría dentro de muchos muchos años, te reiteramos que no es cosa del futuro, es algo que ocurre en la actualidad con distintos proyectos, e incluso de manera comercial desde la década de los 90.

Enlistemos los proyectos más destacados:

  • LEGO Mindstorms
  • Bee-Bot
  • Cubetto
  • KeeKo

  • LEGO Mindstorms

    Se trata de un set de construcción de robots programables que te ofrece la oportunidad de construir, programar y controlar tus propios robots LEGO, el cual fue comercializado por primera vez en septiembre de 1998, sí, hace más de 20 años, te dijimos que no era nada nuevo.

    El set más actualizado es el LEGO MINDSTORMS EV3. Tiene todo lo que cualquier niño necesitaría para crear 17 robots que caminan, hablan, se mueven y hacer todo lo que se puedan imaginar, esto definitivamente lleva el concepto de “aprender jugando” a otro nivel.


    Bee-Bot


    Diez años después del lanzamiento de LEGO Mindstorms, en el 2008, llegó la primera versión de Bee-bot que hasta el momento es el más popular a nivel mundial para fines pedagógicos.

    Es un pequeño robot en forma de abeja que sigue instrucciones mediante comandos (avanzar, retroceder, girar), los cuales se deben secuenciar correctamente a través de la pulsación de botones para llegar a un destino marcado como objetivo.

    La versión más reciente es descrita por la empresa creadora como el “punto de partida perfecto para el control de la enseñanza, el lenguaje direccional y la programación”.


    Cubetto

    En el 2013 llegó Cubbeto, un robot de juguete que ofrece de manera tangible, crear funciones en un tablero para controlarlo. Está hecho de madera y tiene como objetivo guiar a los pequeños por el mundo de la programación.

    Su concepto es realmente sencillo, tiene una consola de programación física (tablero), 16 bloques de colores para programar las funciones (como adelante, izquierda, derecha) donde el objetivo es hacer que el robot recorra un mapa de acuerdo a la historia del libro de un libro ilustrado que también vienen en el kit.

    En otras palabras, estamos hablando de niños jugando a programar y sin la necesidad de una pantalla.



    KeeKo

    En el 2017 el robot Keeko se volvió noticia a nivel mundial por haber ganado espacio en al menos 600 escuelas infantiles de China. De 60 cm de alto, este asistente de enseñanza autónomo cuenta historias y propone a los niños ejercicios de lógica.

    Este robot se desplaza rodando y sus cámaras integradas le sirven para orientarse, ya que  que los niños pueden usarlas para grabar videos.

    En Pekín, por ejemplo, los pequeños alumnos escuchan con toda su atención al pequeño profesor androide mientras cuenta, con voz infantil, la historia de un príncipe que se perdió en el desierto. Posterior a ello, su tarea es reconstruir, con alfombras, el camino que tomó el personaje del cuento y que aparece en la pantalla del robot.

    Por cada buena respuesta, Keeko reacciona con entusiasmo y en su pantalla aparecen unos ojos en forma de corazón.


    Estos proyectos han hecho que la gente se cuestione si en un futuro cercano no será necesario contar con un profesor de carne y hueso en el aula pero hasta el momento eso no sería posible, ya que estos mecanismos están diseñados como un recurso para el docente, quien debe guiar en todo momento las actividades.

    En 26 Drones estamos realmente interesados en que la educación siga evolucionando a través de la robótica y todo tipo de implementación tecnológica que signifique un beneficio para las próximas generaciones.

    Por ello contamos con una plataforma de contenidos lúdicos, interactivos y educativos cuyo único interés es apoyar a todas las instituciones educativas para facilitar la enseñanza a niños y jóvenes que están en busca del conocimiento a través de canales cada vez más dinámicos y modernos.
    Siguiente artículo Historia de los drones