Historia de los drones

Historia de los drones

Quizás te has preguntado en qué momento pasamos de ver o escuchar sobre algún drone por aquí y uno que otro por allá, a vernos rodeados de estos pequeños amigos.

Hoy son incontables los videos y fotografías que podemos encontrar en la web tomados con drones que logran sobrevolar cualquier rincón y obtener hermosas imágenes que hace algunos años habrían sido imposibles.

Pero… ¿cuándo, cómo y quién inició la historia de estos dispositivos?

Demos un recorrido por la línea del tiempo que te permitirá conocer desde los orígenes de los drones hasta los acontecimientos más recientes en relación con ellos.

 PRIMEROS REGISTROS

Partamos del “¿Cuándo?”, ha sido tanta la evolución que no hay una fecha precisa al respecto, pero podemos partir de 1917 cuando se desarrolló un “biplano no tripulado preprogramado”, es decir, un vehículo que accionado por un mecanismo de relojería debería plegar las alas en un lugar programado y caer sobre un enemigo como una bomba.

Sí, leíste bien, una bomba. Es ahí donde tienen su origen los drones.

Pasemos al “¿Quién?”, Charles Kettering, jefe de investigación de General Motors, desarrolló este artefacto conocido como torpedo aéreo “Kettering”. “¿Cómo?”, con la financiación del ejército de Estados Unidos, con la que fueron construidos unos cuantos aparatos de este tipo, pero no se utilizaron en combates.

Fue hasta 16 años después (1933) cuando se llevó a cabo en el Reino Unido la primer prueba exitosa de un vehículo aéreo no tripulado (UAV, por sus siglas en inglés). Se trató del “Queen Bee”, desarrollado a partir de un biplano llamado “Fairey Queen”, el cual se había creado dos años antes.

Rebautizado como “DH82A Tiger Moth”, era operado por control remoto desde un barco para ser usado en la marina británica como un avión-blanco desde 1934 hasta 1943.

Hasta el momento hemos hablado de dispositivos únicos que se fueron desarrollando uno, para mejorar el otro, pero ¿cuál fue el primer drone producido en serie a gran escala? Ese fue el estadounidense “Radioplane OQ-2”, que en 1940 sirvió como blanco volante para la formación de pilotos.

 

Mientras tanto en la Unión Soviética, entre 1930 y 1940, se realizaban investigaciones que llevaron al diseñador de aviones, Nikitin, a desarrollar un drone planeador que estaba conformado por un torpedo PSN-1 y una especie de 'ala volante'.

Dicho artefacto tenía dos modalidades: una como blanco aéreo para entrenamiento de pilotos y otra con automatización completa.

 

A principios de esa misma década (1940) fue diseñado un torpedero con alcance de 100 kilómetros y una velocidad de 700 km/h. Sin embargo, los drones de este proyecto no fueron lanzados en serie.

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

 La Segunda Guerra Mundial tiene una gran relevancia en la historia de los drones, ya que mientras ésta ocurría, en Alemania desarrollaron varios tipos de armas guiadas por radio:

    • Bomba “Henschel Hs 293”
    • Bomba “Fritz X
    • Misil de crucero “FAU-1”
    • Misiles “Enzian”
    • Aviones cargados de explosivos.

Los primeros dos fueron utilizados de manera exitosa en el Mar Mediterráneo contra buques de guerra blindados, mientras que el “FAU-1” se convirtió en un arma masiva con un motor de propulsión a chorro que se lanzaba tanto desde aviones como desde tierra.

Por otra parte, Estados Unidos fabricó en masa el blanco volante “Radioplane OQ-2” que fue usado para formar pilotos y artilleros, mientras que en 1944 el “Interstate TDR” fue utilizado por primera vez en el mundo el UAV clásico de ataque.

 

Al término de la Segunda Guerra Mundial, los poderosos misiles nucleares se convirtieron en la principal fuerza de ataque, desarrollando nuevos tipos de misiles guiados o balísticos. A su sombra, el desarrollo de aviones no tripulados se financiaba como una 'hijastra' del armamento estratégico.

DE LOS 50 A LOS 90

En 1951 Estados Unidos lanzó en serie la producción de “AQM-34” (un avión-blanco modificado para ser usado como un aparato de reconocimiento), éste se lanzaba desde un avión-madre para realizar un vuelo por una ruta programada y posteriormente descender en paracaídas.

Fue tal su éxito que sirvió en la Fuerza Aérea de Estados Unidos durante más de 30 años y se suministraba a sus aliados.

A principios de los años ´70 la Oficina de Diseños Tupolev (en la Unión Soviética) desarrolló varios drones de gran alcance para misiones de reconocimiento:

    • Tu-123 Yástreb
    • Tu-141 Strizh
    • Tu-143 Reis

De este último se fabricaron 950 piezas que fueron enviadas a zonas de conflicto, como la árabe-israelí que es considerada un punto de no retorno en la historia de los aviones de combate no tripulados.

El primero de mayo de 1960 un avión espía “U-2”, pilotado a bordo por Francis Gary Powers, fue derribado sobre el espacio aéreo soviético, hecho que fue usado como fundamento para asegurar que usar aviones de reconocimiento no tripulados en estas misiones era una necesidad.

En esa misma época, los vehículos de control remoto fueron utilizados por Estados Unidos para supervisar la colocación de los misiles soviéticos en Cuba, tras el derribo de otro “U-2” y el fallecimiento de su piloto.

Sin embargo, en los 80, el uso de satélites provocó una pausa en el desarrollo de UAV.

Pocos fueron los acontecimientos relevantes durante la década de los 90, entre los cuales destacan los siguientes:

  • 1991 Estados Unidos usa drones-blancos “Chukar” como señuelos durante la Guerra del Golfo.
  • 1994 Primer vuelo de un “Predator”, primer UAV operativo que usa el sistema de posicionamiento global GPS, siendo ahora más fiable e implementado en la guerra en Yugoslavia en 1995.

 

  • 1998 Se desarrolla el Global Hawk, UAV de gran altitud y largo alcance diseñado para permanecer en el aire mucho tiempo sobre un territorio enemigo.

 

SIGLO XXI: LA ERA DIGITAL

Con la llegada del nuevo siglo, llegó también el primer vuelo de un “MQ-9 Reaper”, cuyo nombre original era “Predator-B”, se trata de un avión no tripulado más rápido, alto y letal que empezó a producirse en el 2001.


Y entonces llegó el uso de vehículos aéreos no tripulados con fines comerciales y recreativos gracias a la fundación de DJI, en el 2006. Se trata de una empresa china con sede en Shenzhen, la cual es conocida por su “Quadcopter Phantom”.

En la actualidad se ha convertido en un ícono cultural gracias, en gran medida, a su relativa facilidad de uso y adquisición e incluso los DJI UAVs son también populares para la fotografía y videografía aéreas.

El 2010 y el Consumer Electronics Show trajo una gran sorpresa para todos, la presentación del “Parrot AR.Drone”, un vehículo aéreo no tripulado radiocontrolado de uso recreativo civil.

Cuenta con un microprocesador y una serie de sensores entre los cuales se incluyen dos cámaras, así como un conector Wi-Fi integrado que le permite vincularse a dispositivos móviles con sistemas operativos iOS, Android o Linux.

Gracias a sus cámaras y sistema operativo, es capaz de transmitir la señal de video al dispositivo móvil que puede funcionar como monitor y recibir datos de telemetría, tales como, aceleración, altitud y ángulos de inclinación. ¡Prácticamente es como si estuvieras en la cabina del piloto!

Tres años después (2013) ocurrió un lanzamiento que cambió la historia de los drones, la empresa “3D Robotics” presentó “Pixhawk”, un proyecto independiente de hardware libre que se convirtió en la base de “ArduPilot” (software indispensable para volar un drone, el cual le da autonomía).

Esta misma empresa es la creadora del “3DR Solo”, el drone con el sensor más grande en su tipo (drone de menos de cinco libras) capaz de crear mapas y de obtener los datos más precisos para levantamientos y construcción.

Definitivamente estamos hablando de una gran evolución que seguramente Charles Kettering jamás habría visualizado para su “biplano no tripulado pre-programado” de 1917.

 Finalmente, si te quedaste con la duda sobre cuándo se les empezó a llamar “drone”, la realidad es que existen varias teorías que no podrían ser comprobadas, pero el historiador militar Steven Zaloga se lo atribuye al almirante estadounidense William H. Standley, quien lo llamó así debido a que el sonido que emite es similar al de el zángano, cuyo nombre en inglés es precisamente “drone”.   

Artículo anterior La importancia de la robótica educativa
Siguiente artículo Accesorios útiles para tu Drone DJI

Deja tu comentario

El comentario debe ser aprobado antes de ser publicado.

*Campos requeridos